Noticias

Ves enrere Mónica Oltra y Héctor Illueca presentan la Ley de Barrios de la Comunitat Valenciana

Mónica Oltra y Héctor Illueca presentan la Ley de Barrios de la Comunitat Valenciana

  • Han coincidido en afirmar que va a suponer una mejora de las condiciones de vida de la población que reside en los barrios en la actualidad más degradados
  • La nueva norma tiene por objeto impulsar un proceso de rehabilitación, regeneración y revitalización de los entornos urbanos de los municipios valencianos

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas inclusivas, Mónica Oltra, y el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática Héctor Illueca, han presentado la Ley de Barrios de la Comunitat Valenciana, un nuevo marco normativo con una mirada estratégica para impulsar un proceso de rehabilitación, regeneración y revitalización de los entornos urbanos degradados.

Los principales objetivos de la nueva herramienta jurídica son emprender actuaciones de atención y mejora de las condiciones de vida de la población que reside en estos barrios, con especial atención a los colectivos más vulnerables (hogares monoparentales, personas mayores, jóvenes en situación de desempleo, población migrante, etc.).

Asimismo, hacer frente a los déficits en materia urbanística (degradación del espacio público, dificultades de accesibilidad, escasez de zonas verdes, obsolescencia, etc.), en la prestación de los servicios, en la calidad de la vivienda y la falta de equipamientos, que afectan con particular intensidad algunos barrios de las ciudades, con los consiguientes efectos sobre las dinámicas de segregación residencial y desigualdad social.

Además, pretende fortalecer la vida asociativa y las iniciativas cívicas en los barrios afectados con la finalidad de apoderar la población y fomentar su implicación en los proyectos de mejora de las dotaciones de los barrios y de las condiciones de vida de la ciudadanía.

Para Mónica Oltra, esta ley "es el reflejo una sociedad que demanda un cambio de modelo de ciudad, donde vivir y convivir. Donde crecer y pertenecer" para lo que es imprescindible que cuenten con "más espacios verdes, mejorar la eficiencia energética de los edificios y las viviendas, conectar los barrios, disponer de equipamientos culturales y deportivos, impulsar la soberanía energética y alimentaría, favorecer los comercios de proximidad, la vida en las calles y espacios públicos".

Por ello, ha destacado la necesidad de "repensar tanto los barrios más degradados como los barrios más consolidados y al igual que pasa con los otros derechos, trabajar por el derecho a la vivienda, pero también por el derecho a la convivencia y a vivir en condiciones dignas".?

En este sentido, Oltra ha resaltado que la futura Ley de Barrios aborda el envejecimiento del parque de vivienda, permitirá agilizar la regeneración de los edificios cerrados y combatirá la desigualdad social, porque "hoy sabemos que la desigualdad económica tiene más a ver con el distrito postal que con cualquier otra variable y por eso, desde esta ley tenemos que redistribuir las oportunidades".

"Tenemos que hacer que las personas de diferentes condiciones, convivan en todas partes", lo que se traduce en facilitar que "todo el mundo pueda vivir en cualquier barrio mediante fórmulas para la vivienda asequible y que cualquier barrio sea digno para vivir, habilitando servicios, espacios y viviendas seguras", ha afirmado.

En definitiva, con esta norma el Consell tiene como objetivo "abordar el envejecimiento del parque de viviendas y combatir la desigualdad social", ha concluido Oltra.

Por su parte, Héctor Illueca se ha referido a la importancia de incorporar la integración y la equidad en las ciudades, lo que implica -ha dicho- "promover un urbanismo pensado de forma global, coordinando estrategias sociales, económicas y medioambientales, en el marco de una auténtica gobernanza donde la sociedad civil sea protagonista.

"La ley de barrios será una herramienta jurídica encaminada a favorecer el cumplimiento del deber de las instituciones públicas de intervenir para revertir las situaciones de desigualdad y vulnerabilidad que se producen en los territorios".

Asimismo, el vicepresidente segundo ha hecho hincapié en cómo el proceso de crecimiento y desarrollo de los entornos urbanos se ha caracterizado por " una ausencia de homogeneidad que ha dado lugar a enclaves que pueden ser clasificados como vulnerables".

Ante ello se hace evidente "la necesidad de habilitar un marco normativo que facilite el despliegue de políticas públicas capaces de impulsar políticas públicas orientadas a continuar ampliando el derecho a una vivienda digna y la consolidación de las ciudades como espacios integradores que facilitan la vida cotidiana de todos y todas".

Illueca ha concluido afirmando que "con esta pretensión, se ha diseñado el anteproyecto de ley de barrios, un marco jurídico necesario porque la rehabilitación, la regeneración y la revitalización urbanas sean prioridades en las estrategias urbanas de los municipios valencianos, articulando mecanismos de cooperación interadministrativa entre la Generalitat y las entidades locales, que nos permitirán dar un impulso a las políticas de rehabilitación a niveles equiparables a nuestros socios europeos".

Fondos europeos como oportunidad para la revitalización urbana

El director general de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética, Alberto Rubio, ha sido el encargado de abrir el acto y de detallar la importancia que la nueva ley adquiere en el contexto de los fondos europeos Next Generation.

Según ha explicado "se abre una oportunidad inédita para impulsar nuevos instrumentos de regeneración y revitalización urbana.

Ante esta situación, la Ley de Barrios permitirá instrumentar las medidas adecuadas que hagan posible la prevención de los procesos sociales y sanitarios que originan su actual desestructuración, la atención de su demanda asistencial, la promoción de recursos.

El anteproyecto de Ley de Barrios estará expuesto a información pública hasta el próximo 6 de junio, y en él se establece el marco jurídico general para la puesta en marcha de los procesos, con un planteamiento que va más allá de los aspectos estrictamente físicos, identificables con la rehabilitación edificatoria en cuanto a arquitectura, adquiriendo una dimensión plural que persigue la cohesión social, la sostenibilidad y la participación ciudadana en un medio urbano ordenado.